Cerrar
Your address will show here +12 34 56 78
Blindaje, Mantenimiento

La depreciación del blindaje es un asunto de mucho interés, especialmente para compañías aseguradoras quienes deben estimar el valor real del blindaje al momento de emitir las pólizas de seguro.

Los componentes que conforman el blindaje de un vehículo se pueden separar en dos grupos: Blindaje Transparente y Blindaje Opaco.

El blindaje transparente se refiere a los cristales del vehículo, mientras que el blindaje opaco contempla toda la carrocería del mismo.

La depreciación del blindaje se puede estimar evaluando el estado del Blindaje Transparente y Opaco.

Depreciación del Blindaje Opaco

En el caso del Blindaje Opaco, el desgaste por uso es prácticamente despreciable si este ha sido ensamblado con fibras aramidas (Kevlar® de Dupont™) o Acero.

Estos materiales son altamente resistentes al agua, sol y cambios bruscos de temperatura, es por ello que su desgaste es mínimo y su depreciación prácticamente nula.

Si el blindaje opaco es ensamblado con cualquier material distinto a las fibras aramidas (Kevlar® de Dupont™) o Acero, entonces es necesario hacer la evaluación del mismo ya que en algunos casos el material opaco presenta delaminación y separación de las capas que lo componen.

Depreciación del Blindaje Transparente

Para el Blindaje Transparente la depreciación se puede estimar en función de la vida útil de los cristales blindados. Es decir, el tiempo durante el cual los cristales mantienen sus condiciones como: calidad óptica, originalidad, durabilidad y desempeño balístico.

La vida útil de los cristales blindados (de buena calidad) oscila entre cinco y Diez años dependiendo de las condiciones de uso y manejo. Los fabricantes reconocidos otorgan entre tres y cinco años de garantía para sus cristales blindados. Sin embargo, algunas condiciones aplican.

 

Cada caso es único

La depreciación del blindaje transparente debe estimarse en función del estado de los cristales. Cuando un cristal presenta delaminación (separación entre capas) su resistencia balística se ve comprometida, así como la calidad óptica y su originalidad.

Cada caso debe ser analizado por un experto en blindaje con el fin de determinar el estado de cada cristal y así poder establecer porcentaje de vida útil.

 
En Tecnoblindaje recomendamos los cristales marca Optima Ballistic Glass ya que cuentan con el más bajo índice de reclamos por delaminación en el mercado, además de cumplir con los tiempos de entrega y reposición por garantía.

Optima Ballistic Glass cuenta con el respaldo de la certificación ISO 9001 además de cumplir con los estándares más exigentes, en cuanto a balística se refiere, como lo son la norma NIJ 0108.01 (USA) y la CEN 1063 (UE). 

0

Mantenimiento, Seguridad

La delaminación es la separación de las capas que componen el vidrio blindado. Quiere decir que el aire ha logrado penetrar entre las capas y se ha iniciado un proceso de desprendimiento.

Delaminación significa falta de adherencia entre capas. Es un proceso irreversible que afecta la apariencia general del vehículo restándole originalidad.

Esta situación da origen a la formación de hongos y bacterias que producen un efecto de opacidad en el vidrio.

Un cristal blindado es el resultado de varias capas de vidrio, policarbonato y polímeros especiales los cuales mediante un proceso de laminación bajo condiciones de temperatura y presión especificas conforman un paquete resistente a la perforación por una bala.

Este paquete actúa como un escudo que va eliminando velocidad y potencia al proyectil evitando que traspase su volumen.

La calidad de los materiales y el control del proceso determinan la presencia de distorsiones y/o contaminantes que pueden llegar a afectar la visibilidad del conductor y por tanto, la seguridad de los pasajeros

Los cristales blindados generalmente sufren deterioro por las siguientes causas:

  • Delaminación
  • Efecto Haze
  • Condensación entre las capas
  • Ruptura por impactos y/o golpes

 

¿Por qué se delaminan los vidrios blindados?

El vidrio blindado se delamina por la acción directa, continua y constante de los rayos del sol. Debido a las altas temperaturas a las que se someten los vidrios, el policarbonato (adherido al vidrio) se dilata provocando la expansión del mismo lo cual produce una serie de esfuerzos que originan su desprendimiento. En estos casos el policarbonato termina separándose del vidrio para regresar a su forma original (este material era plano antes de ser adherido al vidrio).

Efecto Haze

Se conoce como efecto Haze a la reducción de la transparencia del cristal blindado ocasionada por la mala calidad del material adherente entre las capas. Algunos cristales presentan un aspecto lechoso (algunas personas lo describen como “tornasol” o “nublado”). Esta reducción de transparencia se hace más pronunciada con el paso del tiempo y se traduce en una Delaminación temprana. Esta situación se presenta en cristales fabricados por plantas con bajos o ningún tipo de control de calidad.

 
Mantenimiento de los vidrios:

Para alargar la durabilidad de los vidrios y evitar una delaminación prematura se recomienda los siguientes cuidados:

  1. No se debe dejar el vehículo expuesto al sol, las altas temperaturas y los cambios bruscos de las mismas de manera constante ya que estos pueden generar delaminación prematura.
  2. La limpieza de la cara interna de los vidrios debe hacerse solo con agua y un paño de algodón ya que la cara interior de los vidrios se encuentra cubierta con una película antilascerante que puede rayarse o despegarse en caso de limpiarlos con productos químicos fuertes.
  3. En caso de que se produzcan adherencias, elimínelas con agua hasta que desaparezca sin frotar la superficie.
  4. Los cristales fabricados en plantas certificadas ofrecen distintos tonos de polarizado de acuerdo a la necesidad de cada cliente. Sin embargo, en algunos casos es necesario aplicar películas de polarizado (Papel ahumado) lo cual debe hacerse bajo un estricto procedimiento con el uso de elementos especiales para evitar rayas y deformaciones permanentes en la cara interna del cristal blindado.
 

Si tiene alguna pregunta no dude en contactarnos, en Tecnoblindaje estamos a su disposición para guiarlo y ofrecerle el mejor servicio de mantenimiento para su vehículo blindado.

0

Mantenimiento

¿Como desmontar un Aro de Seguridad para reparar un neumático?

En este blog te guiaremos para que puedas desmontar un aro de seguridad en un neumático asegurado.

Los Aros de seguridad son los encargados de proporcionar al vehículo la capacidad para continuar su trayectoria aún cuando uno o más neumáticos se encuentren desinflados. Estos Aros son diseñados para cumplir la función “Anti – desbande” permitiendo que el neumático no se salga del rin mientras rueda manteniendo el control del vehículo y su movilidad.

Aspectos técnicos:

  • Estos Aros de Seguridad soportan una velocidad superior a los 60 km/h aproximadamente
  • Tiempos de instalación de 30 – 42 min aprox.
  • Fácil instalación
  • Este accesorio es liviano en comparación con otros dispositivos
  • No produce desbalance al momento de conducir

Recomendaciones:

Si detecta un ruido en alguno de los cauchos, es probable que algún Aro de Seguridad se encuentre desajustado. En este caso contáctenos lo antes posible y nosotros le asesoraremos como solucionar el problema.



¿Como desmontar un Aro de Seguridad para reparar un neumático?

Para desmontar un Aro de Seguridad cumpla las siguientes instrucciones:
  1. Baje la cara del Neumático aproximadamente a la mitad del Rin.
  2. Usando la llave suministrada por Tecnoblindaje, suelte el tornillo de sujeción Allen que une el dispositivo en dos Semi-circunferencias y retírelas de Rin (tenga cuidado en NO maltratar dicho tornillos con las paredes del Aro de Seguridad).
  3. Una vez extraído el Aro de Seguridad, proceda a la reparación del Neumático (Cauchera).
  4. Para la instalación de Aros de seguridad proceda a unir las dos Semi-circunferencias de Acero (recuerde instalar de un extremo la chapa correspondiente al sensor de aire, y del otro extremos el tornillo de sujeción Allen).
  5. Cuidadosamente apriete el tornillo sin exceder la fuerza necesaria (TORQUE), verifique que el tornillo no toque el Acero al momento que se esté apretando, así se evita que se maltrate los hilos del tornillo.
  6. Suministre aire de acuerdo a la presión recomendada para el neumático.
0