Cerrar
Your address will show here +12 34 56 78
Blindaje, Mantenimiento

La delaminación es uno de los estragos más comunes que pueden afectar la calidad del blindaje, por eso en esta breve guía vamos a conocer todo sobre este problema.

¿Qué es la delaminación?

En el mundo del blindaje se conoce como delaminación al deterioro de los vidrios ocasionado por la entrada de aire entre las capas que los componen. Esta situación da origen a la formación de hongos y bacterias que producen un efecto de opacidad en el vidrio blindado.

Recordemos que, un vidrio blindado está compuesto por un “paquete” de capas de vidrio unidas por láminas de poliuretano y por último una capa de policarbonato. Esta última capa es la principal afectada por la delaminación ya que se desprende del resto del “paquete” dando origen a la aparición de manchas que afectan la visibilidad a través del vidrio.

La delaminación también es conocida como la falta de adherencia entre las capas que conforman el vidrio blindado; Esa falta de adherencia reduce considerablemente la resistencia balística de los vidrios afectando así su desempeño y la capacidad para detener proyectiles.

¿Qué causa la delaminación de un vidrio blindado?

La principal causa de delaminación son los esfuerzos generados entre las capas de vidrio y la capa de policarbonato. Estos esfuerzos se originan debido a la exposición constante y prolongada (de los cristales) a cambios bruscos de temperatura.

Para que tengamos una idea:

Durante el día, un vehículo expuesto al sol puede alcanzar hasta 60ºC de temperatura en su interior. Mientras que, durante la noche, un vehículo estacionado en el sótano de un edificio puede alcanzar los hasta 5ºC de temperatura.

El aumento de la temperatura interna del vehículo por encima de los 55ºC produce la dilatación de la capa de policarbonato, mientras que las capas de vidrio se mantienen en su condición original.

Esta dilatación genera una serie de esfuerzos entre las capas ya mencionadas provocando el desprendimiento de la capa de policarbonato y permitiendo la entrada de aire entre las mismas.

 


Otra de las razones que puede ocasionar la delaminación es el uso de materiales adherentes inadecuados o de baja calidad. Cuando esto ocurre, se genera un efecto “nublado” en el vidrio conocido como efecto Haze que disminuye la visibilidad y con el paso del tiempo ocasiona la separación de las capas.

 

Efecto de la delaminación en los vidrios blindados

Algunas de las consecuencias directas de la separación de las capas que componen el vidrio blindado son:

  • Distorsión.
  • Disminución de la visibilidad.
  • Perdida de resistencia balística.


La distorsión puede crear la ilusión óptica de multiplicar los objetos que se observan a través del vidrio delaminado. Este efecto se aprecia al momento que tenemos en frente un vehículo con las luces encendidas y observamos cuatro (4) luces en vez de dos (2).

La presencia de aire y humedad entre el policarbonato y el vidrio crea el ambiente perfecto para la formación de bacterias y hongos que generan las manchas que producen la disminución de la visibilidad.

La separación de la capa de policarbonato del resto del vidrio blindado se traduce en menor capacidad de absorción de energía derivando en la perdida de la resistencia balística.



Mantenimiento del blindaje para evitar la delaminación

Dado que la delaminación es un proceso irreversible, lo mejor que se puede hacer es evitar que ocurra.

Afortunadamente, las medidas que se requieren forman parte del cuidado que naturalmente hay que tener con un carro blindado, a continuación mencionaremos algunas de ellas:

  • Evitar la exposición prolongada del vehículo al sol (Estacionado bajo el sol).
  • Hacer una revisión y mantenimiento del blindaje cada 6 meses.
  • Lubricar constantemente las canales de los vidrios delanteros para facilitar el recorrido de los mismos.
  • Evitar el contacto de la capa interna de los vidrios (policarbonato) con sustancias como acetona, amoniaco, vinagre, cloroformo, gasolina, benceno y similares. La aplicación de este tipo de productos químicos puede generar el desprendimiento de las capas.
  • Limpiar la cara interna de los vidrios con un paño de algodón humedecido con agua.
  • Si el vehículo requiere la aplicación de una película polarizada (papel ahumado), esto debe ser hecho por la misma empresa que hizo el blindaje o por otra que cumpla el procedimiento que aplica en los casos de vehículos blindados para evitar daños en la cara interna de los vidrios.


Para conocer más recomendaciones sobre el Mantenimiento de los vidrios blindados haz click aquí.

3